Los monopostes se han convertido en uno de los soportes de publicidad exterior más efectivos, en función a la cantidad de impresiones que provoca. Siempre que viajamos en la carretera los encontraremos anunciándonos la existencia de locales comerciales de interés y son habituales en las principales entradas de cualquier ciudad.

Por sus dimensiones generan un alto impacto visual, resultando casi imposible que los monopostes publicitarios pasen desapercibidos. Si deseas impulsar tu negocio haciendo uso de este formato, en las siguientes líneas conocerás con exactitud en qué consiste un monoposte publicitario, sus tipos y las características y ventajas como medio de publicidad exterior. 

¿Qué es un monoposte publicitario?

Los monopostes de publicidad exterior consisten en un panel de grandes dimensiones, elevado sobre un fuste de metal que usualmente suele medir entre los 12 y 30 metros de altura. Este poste se encuentra provisto de escaleras para poder realizar el cambio del arte mostrado y también puede incluir iluminación para que la publicidad pueda ser apreciada en horas de la noche. 

El panel sujeto al poste necesita una lona publicitaria de gran formato, la cual contendrá el arte o la obra creativa de la marca, empresa, producto o servicio que busca ganar exposición. Aunque el  panel suele tener una media estándar de 12 metros de ancho y 5 de largo, también es perfectamente posible encontrar esta clase de soportes en diferentes medidas y formas. 

Por sus grandes dimensiones, se trata de un soporte publicitario fácil de reconocer y visible a grandes distancias, lo cual le ha convertido en la opción más demandada por las grandes empresas, quienes encuentran en los monopostes la alternativa perfecta para llamar la atención de quienes viajan por las carreteras y autopistas de cualquier ciudad a un costo justo. 

Tipos de soportes

Ahora bien, ya que conocemos con exactitud de qué se trata un monoposte publicitario y las partes que lo componen, podemos adentrarnos en los tipos de soportes existentes en la actualidad y que podemos observar en todos los rincones del país, e indagar un poco sobre sus principales características. 

Formato convencional

Este sería el formato más habitual, fabricado en dos caras para obtener máxima visibilidad en ambos sentidos de la carretera. Es el tipo más utilizado por las empresas para mostrar publicidad con gran potencial de impacto. 

Biposte

Se compone de dos postes o pies que sostienen el panel, lo que abre la posibilidad de instalar vallas publicitarias mucho más grandes, conservando la estabilidad. De este modo, se consigue multiplicar el impacto de los anuncios sobre el espectador. 

Monoposte trícara

Está conformado por tres caras elevadas sobre un poste, que forman un gigantesco triangulo, el cual exhibe vallas publicitarias por cada uno de sus lados. Resulta útil para dirigir publicidad en tres direcciones diferentes desde una misma ubicación. 

Frontlight

Proporciona una valla luminosa que destaca en el paisaje nocturno y ofrece una apreciación visual bastante interesante durante las horas de la noche. Son ideales para llamar la atención de los conductores, por lo que podemos encontrar muchos de estos monopostes en las carreteras. 

Retroiluminado/Backlight 

Se ubica sobre un soporte que se mantiene iluminado constantemente gracias a tubos LED instalados dentro del cajón de la publicidad, para así conseguir una mayor visibilidad durante el día y la noche e incluso en diversas condiciones climáticas. 

Monoposte LED

Es uno de los modelos más avanzados de la actualidad. Se trata de una pantalla LED que transmite spot publicitarios de manera constante a lo largo del día, generando gran interés e impacto, tanto en el día como durante las horas de la noche, evitando los gastos de impresión. 

Publicidad corpórea 

La publicidad corpórea es la publicidad exterior que mayor tiempo tiene en el mercado y una de las más creativas que existe. Su característica es la posibilidad de realizar piezas publicitarias tridimensionales sin tener que adaptar el arte estrictamente a las dimensiones clásicas del panel. 

Características de los monopostes publicitarios

Los monopostes publicitarios son el soporte de publicidad exterior con mayor éxito entre las empresas, debido a sus características y a la cantidad de beneficios que ofrece para la generación de reconocimiento de marca. Entre las características más destacadas de este formato publicitario, encontramos lo siguiente:

Publicidad no intrusiva

La publicidad en los medios de comunicación suele ser considerada intrusiva, debido a que interrumpe el contenido de entretenimiento que el espectador se encuentra disfrutando. En contraposición, los anuncios exteriores han conseguido mimetizarse con el paisaje de las ciudades, por lo que resultan un tipo de publicidad más aceptada y menos invasiva.

Calidad y tecnología

Gracias a los avances de la tecnología, las empresas dedicadas a ofrecer servicios de publicidad exterior han conseguido mejorar la calidad de este formato, debido principalmente al desarrollo de materiales más resistentes y a una variedad de acabados disponibles. Así pues, los anunciantes tienen la oportunidad de exhibir sus mensajes publicitarios de la forma más creativa posible.

Impacto visual

Dado que pueden ser observados a grandes distancias y desde diferentes ángulos, las opciones para llamar la atención de las personas son casi infinitas. Por supuesto, para el diseño de la campaña es necesario considerar el poco tiempo que tendrán las personas para detenerse a observar la valla y pensar en un mensaje que resulte claro y directo. 

Eficacia publicitaria

Resulta eficiente ya que el mensaje estará siendo entregado a la audiencia de una forma constante, durante la cantidad de días que haya sido contratado el monoposte publicitario. Debido a que somos seres rutinarios, al pasar todos los días por una misma vía y observar el anuncio, terminaríamos familiarizándonos con el anuncio y generando reconocimiento de marca. 

Funciona 24/7

El contrato de alquiler de este espacio publicitario se realiza por una cantidad determinada de días según el presupuesto de la empresa. No obstante, el presupuesto invertido será optimizado al máximo debido a que la publicidad se encontrará disponible y en pleno funcionamiento las 24 horas del día, incluso con iluminación para ser llamativa también por las noches. 

Los monopostes son un medio publicitario que resulta perfectamente compatible con cualquier otra estrategia y medio de publicidad. Es posible utilizarlo en combinación con campañas de marketing digital, anuncios de radio, televisión, volantes, merchandising y cualquier otro medio seleccionado por la empresa. 

¿Necesitas contratar monopostes publicitarios para impulsar la imagen de tu negocio o promocionar los productos o servicios de tu empresa? Tienes la oportunidad de entrar en contacto con nuestro equipo de expertos, especializados en la gestión de espacios publicitarios y consultar las diversas alternativas de monopostes que se encuentran bajo nuestra administración exclusiva.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies